martes, 4 de noviembre de 2008




Queridos hermanos les pido nos ayuden a rezar esta oración por la salud de nuestra querida alumna Anita Castro, que esta muy grave,queremos alcanzar de Dios por intermedio de Laura Vicuña su salud, es una alumna de 4° Básico,tiene 8 añitos y se la hemos confiado a nuestra Beata Laurita.


¡Oh Beata Laura Vicuña!
Tú que seguiste heroicamente
El camino de Cristo,
Acoge nuestra confiada plegaria.
Alcanzamos de Dios las gracias
Que necesitamos…
Y ayúdanos a cumplir

Con corazón puro y dócil
La voluntad del Padre.
Otorga a nuestras familias
La paz y la fidelidad.

Haz que también en nuestra vida
Como en la tuya
Resplandezca una fe firme,
Una pureza intrépida
Y la caridad atenta y solícita
Para el bien de los hermanos.
Beata Laura Vicuña,
Ruega por nosotros.

lunes, 6 de octubre de 2008

video

jueves, 11 de septiembre de 2008

"Bienaventuranza de los Padres"




Bienaventurados los padres:
Comprensivos.
porque ellos tendrán la amistad de sus hijos.
Cariñosos...
porque serán amados por sus hijos. Honestos... porque tendrán la verdad de sus hijos.
Que dan buen ejemplo... porque los imitarán con alegría.
Que se entienden... porque sus hijos los entenderán. Justos... porque no serán juzgados por sus hijos.
Que acompañan a sus hijos... porque no se sentirán solos.
Que apoyan a sus hijos... porque éstos serán su apoyo.
Que siembran armonía... porque cosecharán felicidad.
Que escuchan a sus hijos... porque siempre serán atendidos.
Que consuelan a sus hijos... porque nunca les faltará consuelo.
Que velan por sus hijos...
porque podrán cada noche dormir tranquilos.
Señor Bendice a mis Padres: José y Guillermina.


LA CORONA DE LATA

“Había una vez un pobre mendigo que no poseía nada. Sobrevivía haciendo malabares. Vestía pobremente y escondía su cabeza bajo un sombrero verdoso.

Era pobre, pero feliz. No deseaba nada y sabemos que, cuando no se desea nada, se termina siendo feliz. Un día, dando vueltas por la calle, vio en la cabeza de un chico una vieja corona de lata.

El mendigo se quedó con la boca abierta y pensó: ¡Que gozada sería poder desprenderme del sombrero verdoso y ponerme en la cabeza esa corona de lata!
Había nacido en su corazón un raro deseo, y con ello, ya no era feliz. Desde aquel día, el mendigo dejó de disfrutar. Soñaba con la corona de lata. Ambicionaba aquella corona y se volvió triste.

Entonces se le ocurrió una idea. Dedicaría sus malabares a aquel muchacho a cambio de aquella corona. Así lo hizo y lo consiguió. ¡Que bonita era! Ya podía ser más feliz…
Pero no fue así. La verdad es que, desde entonces llegó a desear las cosas más absurdas que te puedas imaginar... Por fin, comprendió que la Corona de Lata no era más que un capricho. Así que decidió devolvérsela al chico. Y cuando lo hizo, volvió a sentirse libre y feliz como lo era al principio.

Amigos y amigas, ¿Qué moraleja podemos sacar? Pues que hemos de contentarnos con lo que tenemos, sin ambicionar cosas especiales…Contentarnos con todo lo bueno que cada uno de nosotros tenemos para trabajar bien en nuestro trabajo y en casa. Que la Virgen nos ayude a ello. De manera especial hoy y siempre, vamos a rezarle para que ella nos proteja y acompañe, como Madre y como Maestra de vida interior.

lunes, 8 de septiembre de 2008


El Perro y su Madre

Hola,amigos. Después de un tiempo ausente nos encontramos de nuevo aquí. Les ofrezco un relato en el que todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

Un perro repetía constantemente a su hijo: “Como no te esfuerces por aprender ahora, nunca vas a ser nada el día de mañana.” Una vez ya no aguantó más y le replicó al padre: “Papá, tú me dices que aprenda mil cosas: a cazar, a andar por la ciudad respetando los semáforos, a acompañarte muchas veces, a dejarte solo otras… Y mil cosas que se piden a los humanos adultos. Pero nosotros, papá, somos perros y yo soy muy pequeño todavía”. “No te pido la luna –contestó el padre-, sólo que sepas comportarte siempre bien y que hagas todo lo mejor que puedas”. “Pues perdona, papá –replicó su hijo, envalentonándose-, pero tú no respetas los semáforos, te esfuerzas poco en la escuela de perros, te enfadas e insultas, dices groserías… Si eso lo haces ahora, ya de mayor, quería saber lo que serías de joven. Y ahora no te esfuerzas en educarme bien, con cariño y con sinceridad.” El padre no pudo aguantar lo que él llamaba insolencia del hijo. Le dio un grito y lo mandó a la cama sin explicaciones. La madre, después de un rato, se acercó al hijo para decirle: “Hijo, tienes razón en lo que dices pero no en la manera de decirlo. Tus padres debemos lograr –con los medios que sean- hacer de ti un buen perro. Y tú debes aprender a ser un buen perro y un buen hijo. Hasta es posible que no seamos muy buenos perros pero sí queremos que lo seas tú, porque eso es bueno. Y, queremos ser buenos padres para ti: que seas capaz de ser bueno y feliz aunque nosotros no vivamos o aunque nosotros no seamos ni buenos ni felices”. El perro echó unas lagrimitas y dio un beso a su madre.


DURA COMPETENCIA…

Dios pobló la tierra con brócoli,
coliflor y espinacas,
vegetales verdes y amarillos de todos los tipos,
así el Hombre y la Mujer vivirían largas y saludables vidas.

* Y Satanás creó McDonald's.
Y McDonald's trajo la hamburguesa doble con queso y tocino,
Y Satanás le dijo al Hombre: "Quieres un refresco?"
Y el hombre dijo:"lo quiero en vaso grande".
Y el Hombre ganó kilos.
Y Dios creó el saludable yoghurt light
para que la Mujer pueda mantener esa figura
que el Hombre encuentra tan apropiada.

Y Satanás trajo el chocolate HERSHEY´S, Y la Mujer ganó kilos.
Y Dios dijo: "prueba mi fresca y apetitosa ensalada".
Y Satanás inventó muchos aderezos,diferentes saturados en grasa, además trajo los helados de crema.
Y la Mujer ganó kilos.
Y dijo Dios: "les he enviado vegetales saludables
y aceite de oliva para cocinarlos".

Y Satanás trajo el pollo frito KENTUCKY y empanizado.

Y el Hombre ganó kilos y el colesterol malo se le fue por las nubes.

Y Dios entonces creó los zapatos tenis de NIKE para correr y el Hombre decidió bajar todos esos kilos de más. Y Satanás creó entonces Direct TV y TV Cable con control remoto para que el hombre no tuviera que moverse para cambiar
de un canal de deportes a otro.
Y el Hombre ganó kilos.
Y dijo Dios, "Me la estás poniendo muy difícil, Satanás!
"
Y Dios creó la patata, un vegetal naturalmente
bajo en grasa y lleno de nutrientes.

Y Satanás la peló quitándole su saludable cáscara y
saco tajaditas del centro lleno de almidón
.
Y las puso a freír en aceite y las llamo SABRITAS
Y creó además la mayonesa
Y la salsa catsup, y el queso derretido.
Y el Hombre se apoderó de su control remoto
y se comió las papitas fritas forradas en colesterol.

Y Satanás dijo: "Eso está bien". Y al Hombre le dió un ataque cardiaco.
Y Dios suspiró profundamente y creó la cuádruple cirugía
de puentes coronarias. fue entonces cuando .....

Satanás creó la seguridad social del Estado…
Y TU… ¿DE PARTE DE QUIEN ESTAS?


jueves, 3 de julio de 2008


Sacerdote salesiano brutalmente asesinado en Nepal

ROMA, 01 Jul. 08 (ACI).-El P. John Prakash, sacerdote salesiano de 62 años de edad, fue asesinado anoche en la zona sur de Nepal. Según indica Radio Vaticano los autores del "brutal homicidio" serían un grupo terrorista formado por extremistas hindúes.

Según indica la emisora, los autores del asesinato habrían lanzado una bomba a su residencia, inaugurada hace un año, provocando la muerte instantánea del presbítero que se desempeñaba como director de una escuela en Sirsiya, en el distrito oriental de Morang.

El sacerdote era originario del estado de Kerala, India; y trabajaba en Nepal desde hace diez años. Al momento del ataque se encontraba con otro salesiano que pudo escapar del atentado.

El Vicario Apostólico de Nepal, Mons. Anthony Francis Sharma, condenó duramente este asesinato, "el primero de un sacerdote católica en Nepal" y dijo a Radio Vaticano que el P. Prakash "era un hombre maravilloso, con un gran corazón, muy generosos, que nunca pensaba en él sino en los otros".

"Habían otras amenazas, pero en el pasado, porque Nepal es un país de mayoría hindú, y estos extremistas quieren que los cristianos y los musulmanes dejen el país. Esta era la amenaza, pero pensábamos que el problema se habría resuelto, porque tuvimos un pequeño diálogo con ellos. Pero luego encontraron excusas para hacerle esto al padre", explicó el Prelado.

sábado, 14 de junio de 2008

viernes, 16 de mayo de 2008

Mes de María Auxiliadora.

En este bello mes de nuestra amada Madre Maria Auxiliadora los invito a rezar el rosario en familia y pedirle a la Auxiliadora las gracias que necesitan les conceda ella.
video

viernes, 25 de abril de 2008






El buen pastor.


El sacrificio del Buen Pastor ha dado la vida a las ovejas y las ha devuelto al
redil. Los primeros cristianos manifestaron una entrañable predilección por la imagen del Buen Pastor.
Jesús es el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas y
establece pastores que continúen su misión. Frente a los ladrones, que buscan su interés y pierden el rebaño, Jesús es la puerta de salvación (Juan 10, 10); quien pasa por ella encontrará pastos abundantes. Jesús llama a cada oveja por su nombre; va delante de sus ovejas, y ellas le siguen porque conocen su voz.
Cristo confía en Pedro a pesar de las negaciones.
Sólo le pregunta si le ama tantas veces como habían sido sus negaciones: Señor,
Tú lo sabes todo. Tú sabes que te amo. Le dijo Jesús: Apacienta a mis ovejas.
Donde está Pedro se encuentra la Iglesia de Cristo. Junto a él conocemos con
certeza el camino que conduce a la salvación. "Yo soy el buen Pastor quien viene a mi, no anda en tinieblas."

domingo, 20 de abril de 2008

La Carta que Jesús me hizo redactar

En cierta ocasión estando al lado de Jesús, me dijo: Hermano, debes escribir esto para quien lo necesite. Y tomé dictado de esto que hoy te brindo...
“Hola hermano, ¿Me recuerdas? Soy yo, Jesucristo, aquel hijo de Dios que dio su vida por tu alma, pero más que eso, soy tu hermano, el que te brinda la luz del mundo, y te guía cuando te sientes en penumbra...”

“Sabes, desde donde me encuentro, te miro constantemente, siempre estás bajo mi velo y jamás te aparto de mi, aún cuando te empeñas en salir de mi rebaño, con todo mi infinito amor te recojo y te vuelvo a mi padre...”

“Hoy te he visto un tanto preocupado, sabes, conozco tu corazón, he visto en ti lo que te acongoja y que te tiene así, y hoy que estás en este estado de tranquilidad aparente, quisiera decirte algo, yo con mi infinito amor, y con la ternura que me deja el padre darte como mi amado hermano, te digo lo que he visto en ti y que quizás te tenga así...”

“He visto que te esfuerzas tanto por estar en mi gracia, que te has dejado cegar en varias ocasiones y entre tanto te desvías del camino que te he marcado...”

“Si, no me mires con esa cara de extrañeza, se que te parece has cumplido con todo lo que te he encomendado durante tu camino, pero recuerda que los excesos son malos para los seres humanos, pues su imperfección los lleva a desviarse con facilidad... recuerda... yo te dije ‘si alguien te pide andar un kilómetro, anda con él dos’ pero no por ello harás por ir con él hasta su destino, porque aquel que no deja seguir el camino de su prójimo, le hace mas daño por hacerlo dependiente, y mas vulnerable a las tentaciones del diablo.”

“Yo te dije ‘quién si su hijo le pide pan, le da una piedra’ Mas si no le darás una piedra, tampoco lo deleites con un banquete pues tu eres su hermano, y como tal está en ti protegerlo, no mimarlo, si tu le das todo, que será de él cuando tengas que alejarte, lo harás inútil y no sabrá él mismo como servir a su prójimo.”

“Yo te dije ‘aquel que crea en mi, déjelo todo y sígame’, pero no por eso se lo darás al primero que te salga al camino, recuerda yo te pongo en el camino a la gente que te necesita, pero Satanás que tiene libre potestad sobre lo terrenal, también te pone trampas, si tu le das todo a uno solo, no crees que lo haces peor, pues no se lo habrá sabido ganar, ayúdalo, bríndale lo que necesita mas no en derroche, pues si se sabe ayudar, yo mismo le daré los dones que se gane siete veces más.”

“Yo te dije, ‘el sano no requiere médico, sino el enfermo’ pero ningún médico va en busca del enfermo, el enfermo es quien en su libertad decide ir al médico, no busques tu a quien debes ayudar, ni te aferres a quienes no quieren cambiar, yo se bien quienes son los indicados para que solo tu los puedas ayudar, deja que yo te los envíe, no los busques.”

“¿Recuerdas como viví yo? Siempre valoré al ser humano, a mis hermanos, pero ante todo me supe valorar a mi, y no fue por vanidad que me puse ante el mundo como hijo de Dios, sino porque para poder darle valor a un prójimo, debo primero darme valor yo mismo”

“¿Cómo es posible? Imagina, tu eres un constructor salido de universidad, el día que tu hagas una casa, ¿De quien te sentirás mas halagado al darte un cumplido, de un albañil o de un constructor reconocido? Pues así es también para tu prójimo, ¿Cómo crees que valore él su vida más? ¿Diciéndoselo un hermano que se valora a si mismo, o que se pierde disminuyéndose a si mismo?”

“No mal interpretes mis palabras ‘los últimos serán los primeros’ Los últimos en entender, son los primeros en lamentarse, pero también los últimos en rendirse son los primeros en ver el fruto de sus logros, no te rindas, no claudiques pero no quieras comerte al mundo en 6 días... ¿Comprendes?”

“Importante sobre todo, en ese enunciado... ‘los últimos en los que piensas normalmente son los primeros en quienes debes de pensar’... Dime en tu afán por ayudar, ¿Quiénes son los últimos en quienes piensas ayudar? Así es, tu familia, te afanas tanto en salvar al mundo que olvidas que tu mundo comenzó por tu familia.”

“No olvides el mayor ejemplo que te di, dediqué 30 años de mi vida a la familia, y solo 3 años a salvar al mundo, no es casualidad; todo lo que viví fue enseñanza, esta en ti aprender, no quieras ver, si no mas bien dedícate a observar... esa es la respuesta.”

“Hermano mío, mi corazón está contigo y estaré todos los días de tu vida a tu lado, no creas que me olvido de ti, y se que lo que haces, lo haces pensando siempre que es en mi nombre... pero recuerda que la primordial enseñanza que te pude dejar fue:”

“Yo estoy contigo, mi corazón, mi conciencia, mi espíritu está en ti, busca la respuesta en tu corazón, ábrete a las soluciones que te dejo en el mundo, mi voz está en el aire, mis ejemplos en la naturaleza, mi consuelo en la brisa y en las nubes que te brindan cobijo del sol que te quema, no estás solo, yo te hablo cada día de tu vida, esta solo en ti querer escucharme...”

Sueño vívido con Jesús


Dios y el granjero

Cuentan que hace años Dios decidió bajar a la Tierra, para percatarse de cómo andaban las cosas, viéndolas y sintiéndolas tan de cerca como los mismos hombres.

Decidió vestirse de blanco y entrevistarse con el hombre más inteligente de una comunidad de granjeros.

Los sabios de aquella región escogida dialogaron a fin de designar a uno de ellos para la gran entrevista, que se llevaría a cabo en la cima de la montaña más cercana.

Se eligió a un granjero viejo al cual le encargaron algunos cuestionamientos para ser planteados al creador. Aquel viejo se armó de valor y se acercó a la luz blanca donde estaba Dios.

Con voz nerviosa empezó a decirle:

-Puede ser que seas Dios y que hayas creado este mundo. Probablemente has hecho todas las cosas bien, pero por lo que yo he aprendido en los campos, tú no sabes nada de agricultura; qué bueno que has bajado a la Tierra a enterarte, porque tienes cosas que aprender y rectificar.

-Con gusto me pongo a tu disposición –afirmó Dios-. Escucharé tus consejos y todo lo que señales me interesará.

-Yo creo –contestó el anciano- que hay muchos errores en eso de los ciclos de la luna, el sol y las estrellas; en lo referente a las tempestades y terremotos, pero para no abrumarte, los sabios de mi pueblo sugieren que nos des el tiempo de un año, y las cosas se hagan a nuestra manera.

Veremos lo que pasa, estamos seguros de que al corregir eso, nadie en el pueblo padecerá pobreza.

-¿Qué es lo que piden? –preguntó el Altísimo.

-Que en estos doce meses no queremos truenos, ni nubarrones, mucho menos ventarrones, , ni plagas para las cosechas, ni demasiado calor.

Queremos que todo sea confortable para la tierra, perfecto para el trigo, los viñedos y las flores.

Dios estuvo de acuerdo con las peticiones y condiciones del granjero.

Se fueron cumpliendo una a una. Todo fue confortable, cómodo, a favor; el sol cálido, la lluvia dulce y mansa, todas las cosas eran lógicas y perfectas, el trigo y las plantas crecían mucho más que en años anteriores.

Al término del plazo, Dios se presentó en los campos del granjero. Este orgullosamente le dijo:

-Mira, Señor, ¡Cómo van de bien las siembras! Observa y toma consejo sobre lo que son buenas cosechas. Esta vez los frutos de todos sí valdrán la pena, por muchos años tendrán bastante comida aunque no trabajen.

Pero llegó el tiempo de levantar las cosechas, y ante la sorpresa de todos los pobladores de la región, la vaina no tenía trigo, las naranjas estaban insípidas, las rosas carecían de aroma.

-¡Señor! –preguntó el granjero-. ¿Qué pudo haber pasado para que todo sucediera así?

-El error estuvo –contestó Dios- en que eliminaron los elementos naturales que dan la fuerza con la que germina y crece la semilla.

Los ventarrones, los truenos y los relámpagos son indispensables para madurar el alma de las cosechas.

Autor desconocido





El Sol y la Luna

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!

Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capas de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…

Bueno amiga LUNA… espero que te gustase esta historia, porque cuando la leí me acordé de ti… muchos besos amiga…

Autor desconocido

miércoles, 16 de abril de 2008

¡YO SOY AMOR!




Del Libro "Abriendo las puertas de tu interior
YO SOY amor. Para conocerme, debes tener amor en tu corazón, porque sin amor no sabrás de Mí.
Mantén el amor fluyendo libremente y aprende a amar lo que haces, ama el lugar donde estás y ama a todos los que te rodean.
Ama y nunca consideres lo que te cuesta; nunca busques recompensa.
Nunca darás demasiado amor, así que no temas y trates de impedir el fluir del amor, lo que puedes desear hacer cuando eres rechazado y quieres cerrar tu corazón por el temor de ser herido.
No lo hagas, sólo lograrás ser rígido e inseguro, y de esa manera nunca podrás ayudar a otro porque nadie es atraído por un corazón duro y sin amor.
Usa la cordura y la comprensión unidas al amor, y de esa forma mantendrás el equilibrio perfecto.
La principal lección en la vida es aprender a amar.
No pierdas el tiempo y aprende la lección rápidamente.

lunes, 7 de abril de 2008


Alegrí­a

Alegrí­a
Como la luz de la vida
Alegrí­a
Como un payaso que grita
Alegrí­a
Del estupendo grito

De la tristeza loca
Serena
Como el arte de amar
Alegrí­a
Como un asalto de felicidad
Del estupendo grito
De la tristeza loca
Serena
Como la maravilla de amar
Alegrí­a
Como total y completa felicidad

lunes, 21 de enero de 2008

"La piedra del camino"



Había una vez un hombre muy rico que habitaba un gran castillo cerca de una aldea. Quería mucho a sus vecinos pobres y siempre estaba ideando medios de protegerlos, ayudarlos y mejorar su condición. Plantaba árboles, hacía obras de gran importancia, organizaba y pagaba fiestas populares, y junto al árbol de navidad que preparaba para sus hijos hacia colocar otros con regalos para los niños de la vecindad.

Pero aquella pobre gente no amaba el trabajo, y esto les hacía esclavos de la miseria.

Un día el dueño del castillo se levantó muy temprano, colocó una gran piedra en el camino de la aldea y se escondió cerca de allí para ver lo que ocurría cuando pasara la gente.

Poco después pasó un hombre con su vaca. Gruñó al ver la piedra, pero no la tocó. Prefirió dar un rodeo, y continuó enseguida su camino. Pasó otro hombre tras el primero, e hizo lo mismo. Después siguieron otros. Todos mostraban disgusto al ver el obstáculo y algunos protestaban con él; pero ninguno lo removió.

Por fin, ya cerca del anochecer, pasó por allí un muchacho, hijo del molinero. Era trabajador y estaba cansado a causa de la faena del día.

Al ver la piedra, dijo para sí:

"La noche va a ser oscura, y algún vecino se va a lastimar contra esa piedra. Es bueno quitarla de ahí". Y en seguida empezó a trabajar para quitarla. La piedra pesaba mucho, pero el muchacho empujó, tiro y se dió trazas para irla rodando hasta quitarla de en medio.

Entonces vio con sorpresa que debajo de la gran piedra había un saco lleno de monedas de oro. El saco tenía un letrero que decía:

Este oro es para el que quite la piedra.

El muchacho se fue contentísimo con su tesoro, y el hombre volvió también a su castillo, gozoso de haber encontrado un hombre de provecho que no huía de los trabajos difíciles, y que pensaba en el beneficio de los demás.

martes, 15 de enero de 2008


BIOGRAFÍA: "BEATA LAURA VICUÑA."

La hija que ofreció la vida por salvar a la madre.

Nació en Santiago de Chile, el 5 de abril de 1891 y murió en Argentina el 22 de enero de 1904, a la edad de sólo 13 años. El Papa Juan Pablo II la beatificó el 3 de septiembre de 1988.

Su padre es un alto militar y jefe político de Chile. Una revolución derroca al gobierno y la familia Vicuña tiene que salir huyendo, desterrados a 500 kilómetros de la capital. Allá muere el papá y la familia queda en la miseria. Laura tiene apenas dos años cuando queda huérfana de padre.

La mamá, con sus dos hijas, Laura y Julia, emprende un larguísimo viaje de ocho meses hacia las pampas de Argentina. Allá encuentra un ganadero brutal y matón, y movida por su gran miseria, la pobre Mercedes se va a vivir con él en unión libre. El hombre se llamaba Manuel Mora.

En 1900 Laura es internada en el colegio de las Hermanas Salesianas de María Auxiliadora en el colegio de Junín de los Andes

Allí, en clase de religión, al oír que la profesora dice que a Dios le disgustan mucho los que viven en unión libre, sin casarse, la niña cae desmayada de espanto. En la próxima clase de religión, cuando la religiosa empieza a hablar otra vez de unión libre, la niña empieza a palidecer. La profesora cambia de tema pero consulta el caso con la hermana directora del colegio: "¿Por qué será que Laura Vicuña se asusta tanto cuando se habla del pecado que es el vivir en unión libre?". La superiora le aconseja: "Vuelva a tratar de ese tema, y si ve que la niña se asusta, cambie de tema". Así lo hace.

Laurita se ha dado cuenta de un gravísimo mal: su madre, el ser que ella más ama en el mundo, después de Dios y la Virgen, su mamá Mercedes, vive en pecado mortal y está en grave peligro de condenación eterna. ¡Es terrible!

Y Laura hace un plan: ofrecerá su vida a Dios, con tal de que la mamá abandone a ese hombre con el cual vive en pecado. Comunica el plan al confesor, el Padre Crestanello, salesiano. El le dice: "Mira que eso es muy serio. Dios puede aceptarte tu propuesta y te puede llegar la muerte muy pronto". Pero la niña está resuelta a salvar el alma de la mamá a cualquier costo, y ofrece su vida al Señor Dios, en sacrificio para salvar el alma de la propia madre.

En el colegio es admirada por las demás alumnas como la mejor compañera, la más amable y servicial. Las superioras se quedan maravilladas de su obediencia y del enorme amor que siente por Jesús Sacramentado y por María Auxiliadora.

El día de su primera comunión ofrece su vida en sacrificio a Jesús, y al ser admitida como "Hija de María", consagra su pureza a la Sma. Virgen María.

Va a pasar vacaciones a donde vive su madre. Manuel Mora trata de irrespetarla pero ella no lo permite. Prefiere ser abofeteada y azotada brutalmente por él pero no admite ningún irrespeto a su virtud. Manuel aprende a respetarla.

En una gran inundación que invade el colegio, Laura por salvar la vida de las más pequeñas, pasa largas horas de la noche entre las friísimas aguas sacando niñas en peligro, y adquiere una dolorosa enfermedad en los riñones. Dios empieza a aceptar el sacrificio que le ofreció por salvar el alma de su mamá.

Laura empieza a palidecer y a debilitarse. Siente enorme tristeza al oír de los superiores que no la podrán aceptar como religiosa porque su madre vive en concubinato. Sigue orando por ella. Cae a cama. Dolores intensísimos. Vómitos continuos. Se retuerce del dolor. La vida de Laura se está apagando. "Señor: que yo sufre todo lo que a Ti te parezca bien, pero que mi madre se convierta y se salve".

Va a entrar en agonía. La madre se acerca. "Mamá, desde hace dos años ofrecí mi vida a Dios en sacrificio para obtener que tu no vivas más en unión libre. Que te separes de ese hombre y vivas santamente". Mamá: ¿antes de morir tendré la alegría de que te arrepientas, y le pidas perdón a Dios y empieces a vivir santamente?

"¡Ay hija mía! Exclama doña Mercedes llorando, ¿entonces yo soy la causa de tu enfermedad y de tu muerte? Pobre de mí ¡Oh Laurita, qué amor tan grande has tenido hacia mí! Te lo juro ahora mismo. Desde hoy ya nunca volveré a vivir con ese hombre. Dios es testigo de mi promesa. Estoy arrepentida. Desde hoy cambiará mi vida".

Laura manda llamar al Padre Confesor. "Padre, mi mamá promete solemnemente a Dios abandonar desde hoy mismo a aquel hombre". Madre e hija se abrazan llorando.

Desde aquel momento el rostro de Laura se torna sereno y alegre. Siente que ya nada le retiene en esta tierra. La Divina Misericordia ha triunfado en el corazón de su amadísma mamacita. Su misión en este mundo ya está cumplida. Dios la llama al Paraíso.

Recibe la unción de los enfermos y su última comunión. Besa repetidamente el crucifijo. A su amiga que reza junto a su lecho de moribunda le dice: ¡Que contenta se siente el alma a la hora de la muerte, cuando se ama a Jesucristo y a María Santísima!.

Lanza una última mirada a la imagen que está frente a su cama y exclama: "Gracias Jesús, gracias María", y muere dulcemente. Era el 22 de enero de 1904. Iba a cumplir los 13 años.

La madre tuvo que cambiarse de nombre y salir disfrazada de aquella región para verse libre del hombre que la perseguía. Y el resto de su vida llevó una vida santa.

Laura Vicuña ha hecho muchos milagros a los que le piden que rece por ellos ante Nuestro Señor. Y el Papa Juan Pablo II la declaró Beata en 1988.

Beata Laura Carmen Vicuña

Laura Vicuña ha hecho muchos milagros a los que le piden que rece por ellos ante Nuestro Señor.

Queridos hermanos, recemos juntos y cada día pongamosle una velita a esta Santita pidiendole que interceda ante el Señor por todos los niños del mundo que sufren abusos de cualquier clase y sean liberados de sus sufrimientos.

Oración

Señor, Dios nuestro, te alabamos por los dones de gracia que has infundido en el alma de la adolescente Laura Vicuña.
Glorifica a esta fiel hija tuya y haz que su camino de fe coherente, de intrépida pureza, de heroísmo en el amor filial, sea para los jóvenes de hoy llamada eficaz a un compromiso de vida cristiana.
Concédenos la gracia que por su intercesión te pedimos, y da a las familias la paz y la unión, frutos del verdadero amor.
Amén.